Gracias a Dios y a la ayuda de mucha gente desestimaron la orden para sacrificar a Denna.
Ahora a seguir luchando tambien por la calidad de vida de todos los animales de Puerto Rico.