Fungosis: infección de la piel ocasionada por hongos que invaden y viven dentro del pelo, uñas o piel. La humedad causada por baños continuos. Tratamiento– Llévalo al veterinario para que recete la terapia correcta.

Laceraciones: tu perro puede sufrir raspones o cortadas que lastimarán su piel; zonas enrojecidas con o sin pelo. Puede o no haber presencia de sangre. Tu perro se rascará y se lamerá continuamente. Tratamiento– Verifica la zona afectada. Corta el pelo del rededor. Lava con agua y jabón neutro la zona, seca la zona muy bien. En caso de que persista el problema o haya complicación bacteriana consulta al veterinario

Sarnas: Es la falta de pelo en diversas zonas causada por parásitos. Es un mal muy desagradable a la vista, así que evita que tu perro la contraiga. Hay tres tipos de sarna: una de ellas es la sarna demodésica, que no es contagiosa y solamente se presenta en cachorros al abatirse la respuesta inmunológica, ya que este parásito forma parte de la microflora normal de la piel. Las sarnas sarcóptica y soróptica, en cambio, son altamente contagiosas, por lo que es necesario que lo lleves al veterinario para que dé el diagnóstico a través de un frotis de la piel. Tratamiento– Llévalo al veterinario para dar el diagnóstico pertinente

Rinotraqueitis Felina: Enfermedad vírica que se caracteriza por fiebre, estornudos, conjuntivitis, rinitis y muchas veces salivación. Hay exudado nasal que se convierte en purulento. Tratamiento– los antibióticos .

Síndrome Urológico Felino: Enfermedad producida por un protozoo, típica de los gatos; pero que se desarrolla de forma asintomática. La importancia de este proceso radica en el posible contagio a las mujeres embarazadas, manifestándose por abortos o malformaciones en el feto. Tratamiento– Los gatos con obstrucción uretral deben ser tratados como emergencias médicas, siendo imperativo la restauración del flujo de orina. Además se administrará terapéutica de líquidos, miorelajantes y tratamiento sintomático.

 

(mascotass.com)