Los perros labradores son populares, tanto como mascotas, como perros de trabajo. Generalmente son excelentes mascotas y tienden a ser tranquilos y a no ladrar con frecuencia. El temperamento individual, como con todos los perros, puede variar de perro en perro en una raza. Si es posible, pasa algún tiempo con el labrador que estás considerando adoptar.

labrador


Atención

Los labradores son muy afectuosos y requieren mucha atención. Esta necesidad puede llevarlos a tener ansiedad por separación.

Energía

Esta raza altamente energética ama jugar y estar activa. Es importante que lleves a tu labrador a caminar y a ejercitarse para evitar la hiperactividad.

Morder

Debido a que son una raza de colectores, los labradores aman ponerse las cosas en la boca y pueden tender a morder esas cosas. El entrenamiento les puede enseñar a no morder lo que sea inapropiado.

Apetito

Los labradores son comensales voraces y van a comer grandes cantidades de alimento como de no alimento. Evita darle de comer demasiado y monitoréalo cuando juega para asegurarte de que no se coma nada que no deba.

Niños

Los labradores son típicamente suaves y generalmente se llevan bien con los niños.

Hecho gracioso