maltrato

26 de Abril de 2013 | Foto: Suministrada

Dalissa Zeda Sánchez | índice@gfrmedia.com

Los animales que han sido maltratados por sus amos muestran prácticamente el mismo comportamiento que el de un ser humano que ha sido abusado por otra persona: temor, desconfianza o agresividad.

Sin embargo, al igual que un ser humano  tiene la capacidad de sanar y volver a confiar, los animales también pueden rehabilitarse  hasta convertirse en la mascota ideal para cualquier familia.

En Puerto Rico existen varios santuarios de animales cuya función es devolverles a los animalitos la confianza en las personas, según explicó en entrevista con ÍNDICE Dellymar Bernal, presidenta del Santuario de Animales San Francisco de Asís (Sasfa) localizado en Cabo Rojo.

“Amor, dedicación y paciencia son las claves para lograr que (los animales) se rehabiliten.  Es sentarse con ellos durante horas y hablarles dulce, acariciarlos, permitirles que te huelan, que se acerquen y exploren… Son muy tímidos y les cuesta volver a confiar”, manifestó Dellymar, quien ha trabajado en el Sasfa durante cinco años.

Según ella, un animal que ha sido maltratado se puede identificar porque exhibe una timidez extrema, le huye a las personas, busca esquinas para protegerse o tiembla al ver ciertos objetos, como escobas, por ejemplo.

La rehabilitación es posible… pero no todos lo logran

A pesar de los esfuerzos de los cuidadores y voluntarios que acuden a los santuarios para apoyar en el proceso de rehabilitación de los inquilinos, hay algunos animalitos que no logran superar el trauma. Dellymar indicó que en algunos casos el maltrato fue tan severo, que el animal jamás se repone. Cuando surgen situaciones así, el animal no es adoptable y entonces el santuario se convierte en su hogar permanente.

Cabe señalar que, a diferencia de los refugios de animales, en los santuarios no se practica la eutanasia. O sea que, los animales que no consiguen hogares permanentes, viven el resto de sus días en el santuario.

“Los santuarios son vitales para los animales que por la naturaleza del maltrato que sufrieron no se pueden dar en adopción.  Incluso en EE.UU. rescatan animales de los refugios que no son adoptables y los llevan a santuarios”, reveló Bernal.

El RUM se une al Sasfa

El Sasfa está próximo a comenzar un nuevo programa de rehabilitación para sus inquilinos gracias a la iniciativa de un estudiante de la Universidad de Puerto Rico, recinto de Mayagüez (RUM).  El RUM Can, del joven Joel González, trabajará en conjunto con los estudiantes del círculo de Pre Veterinaria.

Joel, quien es entrenador de perros, adiestrará a los voluntarios del círculo de Pre Veterinaria quienes, a su vez, darán cursos de obediencia básica a varios perritos del Sasfa.  “Esta iniciativa representa un doble beneficio ya que aporta a la rehabilitación de los animales y los hace más adoptables, añadió Dellymar.

Antes de comprar, adopta

Dellymar aprovechó la oportunidad para recalcar que en el santuario tienen cientos de perritos (as) que ya están rehabilitados y entrenados. “Son bien amorosos pero por ser adultos mucha gente no los quiere adoptar”.

Por eso, ÍNDICE te exhorta a que, antes de comprar una mascota, te des la oportunidad de visitar uno de los muchos santuarios o refugios que hay en el país. De esa forma, vivirás la experiencia de darle una segunda oportunidad a un animalito que fue maltratado y lo superó.

http://www.indicepr.com/noticias/2013/04/26/action/4014/claves-para-rehabilitar-perritos-maltratados/